Limpieza + radiofrecuencia facial

 La limpieza facial profunda es un procedimiento de mantenimiento que elimina todas las impurezas que se encuentran en la piel generadas por el mismo cuerpo y por el ambiente. Estas impurezas son el origen de imperfecciones, acné, arrugas prematuras y pérdida de brillo.

¿Cada cuánto debe hacerse según el tipo de piel?

Piel seca cada 4 meses.

Piel mixta con cada estación.

Piel grasa, una vez al mes.

La radiofrecuencia facial es una técnica de medicina estética dirigida a tratar la laxitud de la piel, produce un efecto similar al lifting pero sin cirugía. Es un procedimiento adecuado para pacientes con flacidez leve o moderada de los tejidos faciales.

Cuando se aplica un tratamiento con radiofrecuencia observamos una piel tersa y una reducción de flacidez y arrugas ya que se tensa la piel de forma progresiva desde el primer mes, aunque este efecto es mucho más notorio a partir del cuarto mes. Los resultados suelen prolongarse durante 2 o 3 años.

Cada sesión dura aproximadamente unos 30 minutos, esto depende de la resistencia al calor que varía de paciente en paciente. Se necesita una media de 6 sesiones y se aconseja una sesión a la semana, y después, dependiendo de cada caso, entre 4 a 6 sesiones al año de mantenimiento